Cigüeña blanca

La cigüeña es un animal bastante popular y que todos conocemos nada más nos dan el nombre. Conocida con el apelativo de “cigüeña blanca” o “cigüeña común”

 

Características

Esta ave es una especie Ciconiiforme de gran tamaño y pertenece de manera general a la familia de los Ciconiidae. Se sabe que su plumaje es mayoritariamente blanco mezclado con negro (en las alas y las patas principalmente) y el pico de tonalidad roja. En cuanto al tamaño, está entre los 100 o 115 cm siempre si contamos desde la punta del pico hasta el final de la cola.

Las medidas que tienen las alas, si las vemos abiertas pueden llegar a tener entre 155 y 215 centímetros. Existen dos subespecies que a menudo se confunden porque ciertamente, son muy parecidas entre sí y pueden presumir de tener la única diferencia de unas pequeñas medidas en el tamaño.

El vuelo es uno de los momentos que más gusta de la cigüeña, con las alas largas que tiene y la anchura de la que también disponen, la idea de planear es bastante interesante de ver. El aleteo suele ser lento y regular y el cuello siempre lo mantienen estirado hacia adelante mientras que las patas se alzan hacia atrás.

Hábitat

 

La cigüeña es un ave migratoria por lo tanto, ha potenciado desde sus inicios la distribución y reproducción por diferentes espacios del mundo. Por lo general, este animal pasa el invierno en África. Cuando migra entre Europa y África suele cruzar el Mar Mediterráneo y muchas caen en el estrecho de Gibraltar. Sin embargo, es interesante anotar que casi el 25% de la población mundial de estas cigüeñas se concentra en Polonia.

Como ya hemos dicho antes, la cigüeña común es un ave que se encuentra por todas partes además de que resulta bastante antigua. Durante la Edad Media estuvo beneficiándose de algunas actividades humanas como el corte y despeje de diversas áreas forestales entre otras muchas cosas. Hoy en día, la única dificultad que encuentra este inofensivo animal es la destrucción del hábitat que en ocasiones hace el ser humano.

Alimentación

La alimentación de la cigüeña es ligeramente variada. Según los estudios de algunos expertos en esta materia, esta ave se alimenta de pequeños mamíferos, gusanos y algunos insectos. En menor cantidad también se le han conocido algunas ranas, crustáceos, lagartijas, culebras y diversos peces.

Sin embargo, a pesar de que como hemos visto la dieta es más que amplia, lo cierto es que la comida de la cigüeña se determina en las estaciones en que están en los cuarteles de invierno y cuando se marchan porque ha llegado la época de verano y salen a migrar. En el primer caso, su alimentación la constituyen principalmente saltamontes mientras que en la segunda instancia, estaríamos hablando de lombrices de tierra casi en un 90% de todo lo que completa sus productos para comer.

Reproducción

Las cigüeñas construyen sus nidos en torres o campanarios de iglesias, en los tejados de las casas o en los árboles. Cada pareja se acostumbra su propio nido y regresa a él durante varios veranos, volviendo a ponerlo en orden cada vez añadiéndole nuevas ramas.

Por este motivo en muchos países, los nidos (aparte de las cigüeñas) también están protegidos y está prohibido tocarlos. Incluso en las épocas en las que las cigüeñas no lo estén habitando.

En España, pese a que la mayoría de cigüeñas anida sobre edificios humanos, el resto lo hace sobre árboles, preferentemente sobre pinos olmos, robles y encinas, e incluso sobre canchos o berruecos.

Por lo tanto, es evidente, que la Cigüeña Blanca o cigüeña común tuvo un hábitat original montaraz y silvestre, que todavía perdura en aquellas parejas que anidan sobre árboles o rocas.

A partir de Febrero, las cigüeñas son cada vez más asiduas a los nidos, aumentan los avistamientos sobre las plataformas y, poco a poco, van habitando torres, espadañas y tejados.

Las parejas más expertas son las que primero ocupan su “casa”, la reconocen y la defiende con mucha agresividad ante parejas jóvenes, que todavía no saben dónde colocarse para criar. La pasión de esta defensa se debe al fuerte vínculo que une al ave y al nido, al cual son fieles temporada tras temporada

El colimbo grande

El colimbo grande ​ es una especie de ave gaviforme de la familia Gaviidae propia de América del Norte y Europa Nombre científico Gavia immer

Características

Son expertos cuando se trata de buceo, con el fin de conseguir a sus presas bajo la superficie del agua. Pueden sumergirse hasta 200 pies para capturar peces y otras presas. Poseen una excelente visión que les permite ver a los peces desde una larga distancia.

El colimbo grande tiene un tinte rojo en sus ojos que les da un aspecto muy cuidado, y esta característica les permite ver muy bien bajo el agua. Son muy vocales y pueden llegar a ser muy agresivos cuando protegen a sus crías. Realizan llamadas y silbidos, que les permiten a los padres comunicarse con sus c  Cuando madura, puede pesar hasta 17 libras y tener una envergadura de hasta 5 pies. Los adultos capaces de reproducirse poseen una cabeza negra y plumas de color marrón, y aquellos que no están criando las tendrán marrón con blanco. Su cuerpo, posee áreas de coloración completa y áreas con manchas en forma de cuadros.

 

Distribución

En Canadá, Groenlandia, Alaska, y varias áreas alrededor de los EE.UU. vive el colimbo grande. Pueden llegar hasta las zonas de Escocia para la cría. Se sabe que anidan en islas, donde tienen muy pocos depredadores. Esto les ayuda a sobrevivir, ya que no les va muy bien en tierra, debido a esto  Alaska tiene más colimbos que cualquier otro lugar del mundo.

 

Alimentación

 

Casi la totalidad de la dieta para del colimbo grande es, principalmente, de pescado. También consumen moluscos, crustáceos, plantas y otros desechos que pueden encontrarse en el agua. Son comedores ávidos, y pasarán muchas horas al día consumiendo casi cualquier alimento que puedan encontrar. A menudo comen hasta 2 libras de alimento por día.

 

Reproducción

 

El apareamiento se produce alrededor de los 2 o 3 años de edad. Los machos son territoriales y agresivos sus similares, y utilizan llamadas y sonidos para atraer a su pareja. Tienden a permanecer con un compañero de por vida, por lo que son muy selectivos.

La hembra y el macho trabajarán en equipo para crear un nido cerca del agua, donde colocarán un máximo de 3 huevos. Ellos se turnan para incubarlos durante varias semanas, hasta que el joven emerge. Después ambos le llevarán comida. Los polluelos serán capaces de volar cuando cumplan cerca de 3 meses de edad. Hasta entonces se ven, a menudo, en el agua o montados en la espalda de su madre. Él promedio de vida del colimbo grande en la naturaleza es de 9 años.

Treparriscos

El macho tiene partes superiores grises, supracobertoras alares carmín, y rosa carmín sobre álula y grandes cobertoras. Primarias gris oscuro con carmín en la base de los vexilos externos y puntas negras; hay dos óvalos blancos, uno grande fuera y otro pequeño interno, en las cuatro primeras primarias. Garganta y pecho negro, zonas inferiores gris ceniza y cola negra, con puntas grises, blancuzcas en las rectrices externas. Pico largo, fino y curvado hacia abajo, negro como las patas. La hembra posee garganta y pecho gris blancuzco. Alas anchas y redondeadas, muy conspicuas por las marcas carmín y blanco. Masa corporal media: 18,5 g en machos y 18 g en hembras.

El canto es un estribillo ascendente de silbidos muy musicales, unos cuatro o cinco, terminados en una nota muy cristalina de un segundo de duración. Durante el cortejo, ambos sexos emiten un “pli-pli-pli-pli” que recuerda al del pico menor (Dendrocopos minor).

Especie que trashuma a niveles inferiores en invierno, a veces a centenares de km de las áreas de reproducción, alcanzando acantilados marinos e islotes en el Mediterráneo. La mayoría de los movimientos dispersivos hacia niveles bajos ocurren a finales de septiembre e inicios de octubre, llegando a las zonas de invernada en octubre y noviembre. El retorno sucede desde finales de febrero hasta abril. Algunos individuos son fieles a los puntos de invernada.

 

Alimentación

Se alimenta de insectos pequeños, tanto adultos como larvas y huevos, junto con arañas y otros invertebrados. Los captura sobre la superficie de rocas y en manchas de pasto de las fisuras, prospectando también agujeros y túneles. Algunas presas apresadas en vuelo. Hurga con el pico cerrado en capas de hojas y graveras.

 

Reproducción

Cría entre abril-mayo y julio-agosto, dependiente de la altitud, y solo una puesta. Especie aparentemente monógama. Nidificante solitario y territorial. Nido de musgo, fibras, raicillas, y hierba, con forro de pelo, lana y plumas, colocado en una repisa o entre rocas. Puesta de 3 a 5 huevos, ovales a piriformes, blancos con pequeñas marcas pardas o negro rojizas, de 21.3 x 14.3 mm de media. Incubación de 19 días solo por la hembra. Crianza de unos 29 días, muy larga para el tamaño del ave. Los volantones son cebados por ambos adultos otros 5-12 días más. Éxito reproductor bastante alto, de unos 3,1-3,8 pollos volados por nido.

 

Distribución

Extendido desde las montañas del norte de España (Cordillera Cantábrica y Pirineos) hasta las de China.

 

Hábitat

Regiones montañosas quebradas que tienen acantilados y laderas con rocas, con frecuencia cerca de arroyos y escurrideros, abundantes en cornisas y agujeros para criar y dormir. El terreno rocoso se mezcla con  manchas de pasto y matorral enano, y suele incluir zonas de umbría y de solana. En invierno puede utilizar edificios, presas, puentes y paredes de piedra.

 

Trepador azul

El trepador azul ​ es una especie de ave paseriforme de la familia Sittidae. Se trata de un ave de tamaño medio que mide 14 cm de longitud. Al igual que otros trepadores, es un pájaro robusto, con cola corta y largo pico. Nombre científico Sitta europaea

El trepador azul es un pajarillo de bosques que tiene la habilidad de trepar por los árboles con gran soltura. Su nombre ya nos da una descripción del color principal de su plumaje, el azul, y de su hábito trepador por los árboles. De tamaño parecido a un gorrión, el plumaje de su dorso y cabeza es de color azul, siendo su vientre de color marrón claro. Destaca una banda de color negro que atraviesa los ojos y posee un pico largo y fuerte. Su cola es corta y su garganta es de color claro. Posee unas fuertes garras que le permiten, sin la ayuda de su cola, tomar posturas acrobáticas sobre las ramas de los árboles.

 

Hábitat

 

El hábitat natural de esta especie son los bosques, tanto pinares de repoblación, como bosques mixtos, también frecuenta parques y jardines.

 

Reproducción

 

Una vez llegado el mes de  abril comienza la etapa reproductora y el trepador azul aprovecha los agujeros abandonados de los pájaros carpinteros, como el pico picapinos o el pito real, adaptando el tamaño de la entrada al nuevo tamaño del inquilino, algo más pequeño. También utiliza las cajas nido que se disponen en los jardines y bosques para facilitar el periodo reproductor a varias especies de aves. Una vez tapizado éste con hojas la hembra incubará durante dos semanas un número de entre seis y nueve huevos. Tras tres semanas en el nido los poyos comenzarán a volar.

El movimiento a través de las ramas de los árboles, de arriba hacia abajo y viceversa le otorgan el privilegio de ser una de las aves más acrobáticas del bosque.

Alimentación

La alimentación de del trepador azul es a base de semillas, bayas y también insectos y arañas. En otoño se alimenta de nueces y avellanas. Tiene costumbre de acuñar frutos secos entre la corteza de los árboles para luego romper su cáscara y comérselos.

 

Torcecuello euroasiático

El torcecuello es un ave de hábitos migratorios perteneciente a la familia de los pícidos, dentro del orden de los piciformes. Habita en bosques, selvas, parques y zonas con árboles aislados en Europa, Asia y África.  Nombre científico Jynx torquilla

 

Características

Esbelto; plumaje pardo grisáceo, moteado por encima y barrado por debajo; se diferencia del agateador por su mayor tamaño, cola más larga y pico recto; retuerce la cabeza de forma característica; voz típica; sexos iguales.

Nidificación

Nidos en agujeros ya existentes, sin material de forro; puesta, mayo, usualmente de 7 a 10 huevos blancuzcos; incubación, alrededor de 12 días, principalmente por la hembra; los pollos, alimentados por ambos padres, dejan el nido tras unos 20 días; a veces una segunda cría.

Alimentación

Principalmente hormigas y sus larvas; también escarabajos, polillas y arañas.

Hábitat


Cría en bosques frescos, principalmente castañares, alcornocales y sotos de ribera, siempre que cuenten con claros o espacios abiertos en los que abunden las hormigas (que son su alimento). En migración es más flexible, pudiendo detectarse incluso en zonas de campiña. En invierno se avista casi exclusivamente en dehesas ganaderas.

Tarro canelo

El tarro canelo tiene muchas similitudes con los patos y gansos. De hecho, hay quienes creen que el tarro canelo es un ave intermedia entre estos dos animales; o mejor aún, una combinación de ambos. La verdad es que, aunque tienen muchos parecidos, también son muy diferentes.

El tarro canelo llega a medir un promedio de cincuenta y ocho a los setenta centímetros de largo. La envergadura de sus alas puede llegar a ser de ciento treinta y cinco centímetros, pero la capacidad de envergadura más pequeña que se ha registrado es de ciento diez centímetros.

Su plumaje es castaño con una tonalidad específica de anaranjado. Esta es más clara tanto en su cabeza como en el cuello. Las coberteras de la zona de las alas son de color blanco, mientras que sus plumas de vuelo son de color negro; la cola, además, es del mismo color.

En cuanto al pico y las patas, también tienen tonalidades de negro. Además, tanto el macho y la hembra tienen muchas similitudes; sin embargo, también cuentan con diferencias que se las hacen distintivas. Los machos cuentan con una especie de collar negro en la zona inferior del cuello, mientras que las hembras se distinguen por una mancha blanca que poseen en el rostro.

En cuanto al tarro canelo joven, este es muy similar a la hembra. Sin embargo, su espalda, o dorso es de color gris.

Hábitat y distribución

El tarro canelo es un ave que se extiende por las regiones templadas de Europa oriental, así como en Asia y el norte de África. Además, hay que tener en cuenta que el tarro canelo es una de las tantas aves migratorias que existen.

Su hábitat son los humedales de diversos tipos. Sin embargo, prefieren aquellos donde pueden pastar en sus bordes. Además, prefieren que dichos humedales sean poco profundos y también que tengan el agua salada.

También son capaces de habitar en humedales artificiales así como charcas pequeñas. Este es un aspecto interesante de estas aves. En su aspecto migratorio, uno de sus sitios de parada obligatoria es la península Ibérica.

Alimentación

El tarro canelo es un ave omnívora. Esto quiere decir que se puede alimentar de una gran variedad de alimentos, tanto de origen vegetal como animal. Sin embargo, a pesar de este rasgo, en su alimentación abundan más los elementos vegetales. Estos variarán de acuerdo a la estación y el lugar donde se encuentren.

Entre los alimentos que ingiere se encuentran los tallos y brotes de alfalfa, así como algunas semillas de otros frutos; pero también es capaz de comer insectos y gusanos que encuentra en los suelos que ya están muy húmedos.

Un rasgo característico en su comportamiento, y sobre todo, al momento de alimentarse, es que se reúne con otros miembros de su misma especie con este fin.

Reproducción

El ciclo completo que cumplen para reproducirse es de ochenta y cinco días, aproximadamente. La reproducción se lleva a cabo durante los meses que van de abril a agosto. Durante este período, incuban los huevos durante treinta días.

Los próximos cincuenta y cinco lo dedican al cuidado de los polluelos. Aunque al romper el cascarón son capaces de alimentarse por su propia cuenta, siempre necesitan la ayuda de sus padres.

La puesta consta de unos ocho a nueve huevos; este es el promedio general, aunque puede haber excepciones. Cuando nacen, aunque son capaces de ser autosuficientes, sus padres los protegen para evitar el contacto con cualquier depredador.

En cuanto al nido, este en ocasiones los suele hacer en un agujero que se encuentre en un lugar arcilloso o también arenoso. Aunque también puede ocupar el nido de algún otro animal. Por otro lado, también puede anidar en lugares al descubierto, e incluso hacerlo en árboles o grietas en las rocas.

Pito real

El Pito real es un ave de colores muy vistosos que la hacen bien diferente de otras especies. Su cabeza está marcada por un píleo de color rojo, característico en los pájaros carpinteros. Su dorso es de color verde oliva y la diferencia principal entre machos y hembras reside en el color de la bigotera que es roja en los primeros y negra en las segundas. El pico es largo y fuerte, en él alberga una lengua de unos 10 centímetros de longitud y su cola es corta y de plumaje robusto para apoyarse en ella mientras se posa en las paredes de los troncos.

 

Hábitat

 

Su hábitat preferido es el bosque mixto, las lindes de los bosques y también habita en zonas adehesadas e incluso con muy poca arboleda.

 

 

Alimentación

 

Su dieta es básicamente de hormigas, para cuya captura introduce su larga lengua pegajosa en los agujeros de la madera podrida y sobre todo por el suelo en hormigueros, capturando insectos, así como sus huevos y larvas.

 

 

Reproducción 

 

La reproducción se produce entre los meses  de mayo a julio, para lo que realiza un nido normalmente en el tronco de un árbol seco de unos 7 cms de diámetro que servirá para incubar los 5 huevos que aproximadamente tendrá la única nidada anual.

 

El vuelo del pito real es muy característico, realiza un fuerte aleteo seguido de un planeo en el que pierde altura rápidamente, seguido de un nuevo aleteo; produciendo un vuelo ondulado no demasiado alto y bastante rápido.

 

El reclamo  muy característico, pudiéndosele detectar principalmente por el oído antes que por la vista. Sobre todo en primavera es un “relincho” muy común dentro de los bosques. También puede ser detectado por el sonido del tamborileo producido por su pico al impactar de forma repetitiva sobre los árboles.

El pito real es sedentario, es decir, que se le puede observar en la Sierra de Baza durante todo el año. Es una de las dos especies de pájaros carpinteros presentes en la Sierra de Baza, el otro es el pico picapinos (Dendrocopos major). Se le puede ver en diferentes tipos de hábitats como se ha mencionado anteriormente, pero predomina en las lindes de los bosques mixtos  y en zonas donde haya terrenos abiertos con posibilidad de alimento de hormigas.

Terrera común

La Calandrella brachydactyla o terrera común es un ave paseriforme de la familia Alaudidae.  Nombre científico: Calandrella brachydactyla

La terrera común es un pequeño pájaro de unos 14 centímetros de tamaño y una envergadura cercana a los 30. Es de color pardo pálido con estrías negras en el dorso y manchas oscuras en los laterales del cuello. Muestran una lista superciliar clara que constrasta con el píleo y una lista oscura que aparece detrás del ojo.

Se alimenta principalmente de semillas, que complementa en primavera y verano con diversos invertebradosVentana secundaria.

Tiene un canto prolongado con distintos trinos y gorjeos. Pueden realizar dos puestas anuales, empezando durante el mes de mayo. El nido se construye en el suelo, tapizando una depresión del terreno con diversos materiales. La puesta consta de entre 3 y 6 huevos que son de color grisáceo con motas pardas. La incubación dura unas dos semanas y la realiza exclusivamente la hembra. Luego los pollos son criados por los dos progenitores durante unas dos semanas más.

Aparece en zonas cálidas y secas: páramos, cultivos de secano, estepas, pastizales… normalmente por debajo de los 1000 metros de altitud.

Su área de expansión comprende las costas mediterráneas de Europa y África, Oriente Medio y Asia Central, llegando al norte de China. Al menos las poblaciones europas migran durante el invierno al África subsahariana.

Hábitat

Es la única especie de alaúdido que realiza migraciones transaharianas y ocupa terrenos abiertos de cultivos cerealistas así como estepas de carácter natural sin cultivar. También ocupa, aunque en menor, medida zonas de baja forestación así como almendrales y cultivos de vid, y mostrando una clara preferencia por los saladares, barbechos, eriales y zonas muy llanas, de hecho es muy habitual verla compartir estos hábitats coincidiendo con la calandria. También cabe resaltar que prefiere hábitats por debajo de los 600 metros de altitud aunque también se le puede ver por encima de esa cota haciéndose más escasa por encima de los 1.000 metros aproximadamente.

Nidificación

Nidifica en el suelo por el mes de abril,  generalmente al amparo de algún pequeño arbustillo o mata utilizando cualquier pequeña depresión y tapizándolo de plumillas, pelo y pequeñas briznas de hierba seca…de hecho son muy similares a los nidos de otras aves con los que comparte hábitat como calandrias o cogujadas.
La puesta consiste, por lo general, entre 3 y 5 huevos de un blanco sucio o crema amarillenta con motitas de marrón oscuro.

Alimentación

La dieta de la terrera común se basa en semillas e insectos a los que busca correteando de aquí para allá, ya que es un ave que pasa la mayoría del tiempo en el suelo.

Somormujo lavanco

El nombre científico del somormujo lavanco es Podiceps cristatus. Se considera como el ave de mayor tamaño en toda su familia. Esto debido a que mide entre los cuarenta y seis a los cincuenta centímetros  de altura, aproximadamente.

Además, la envergadura de sus alas oscila entre los cincuenta y nueve y los setenta y tres centímetros de ancho. El peso promedio del somormujo es de aproximadamente un kilo y medio. Además, hay que destacar que tanto el macho como la hembra son muy parecidos, aunque tienen ciertas diferencias que no son notables a simple vista.

El somormujo lavanco se caracteriza por su largo y estilizado cuello. En este sentido, podría decirse que tienen cierta semejanza con los cisnes, aunque hay que destacar y recalcar que son aves diferentes. Su única semejanza sería el cuello alargado.
Por otro lado, el somomurjo tiene el píleo de color negro, mientras que su rostro es de color blanco.  Las bridas son de color negro, mientras que sus ojos son, por lo general, de color rojo. Además, su cuello, así como su pico, son largos, como ya se mencionó. En su cabeza resaltan dos grupos de plumas que se parecen mucho a penachos.

Las plumas del cuello, así como de su pecho y de su vientre son de color blanco. Esto marca un contraste importante con las plumas de su dorso, cuyas tonalidades son oscuras; por otra parte, las plumas de su flanco son de tonalidades rojizas. Hay que tener en cuenta que este se trata del plumaje de la época estival.
En cuanto al plumaje invernal, este suele ser más opaco e incluso oscuro en sus zonas laterales; sin embargo, tanto cuello como cabeza son de color blanco, así como el plumaje de la zona inferior. Como se dijo anteriormente, no hay dimorfismo sexual entre los machos y las hembras.

Hábitat y distribución

El somormujo lavanco es un habitante natural del hemisferio norte, sobre todo en Europa. Sin embargo, se le puede encontrar también en Asia, así como en Australia. Es un ave interesante en cuanto a hábitos migratorios.

el somormujo también cuenta con varias subespecies, tanto en África como en Australia. En este sentido, las aves pertenecientes a este género y que habitan dichas zonas, no son migratorias.
En cambio, las que viven en Europa, así como en Asia, por estar en climas fríos, suelen hacer viajes migratorios hacia el sur. Aunque prefiere vivir en zonas templadas. El somormujo lavanco habita en zonas con abundante vegetación y que estén cercanas a lagos o a lagunas; aunque también se les ha visto en los estanques ubicados en zonas urbanas.

Esto se debe a que el somormujo lavanco es un ave acuática; por esta razón, necesita de estos espacios para poder subsistir, ya que es su fuente principal de alimento.

Alimentación

Esta ave se alimenta esencialmente de peces. En este sentido, se puede decir que es muy diferente a muchas aves. Sin embargo, hay que tener en cuenta que existen otras aves, como los pelicanos, que también suelen alimentarse de peces.
La manera en que el somormujo lavanco captura a sus presas es por medio del buceo. Es decir, se sumerge, gracias a su cuello, para atrapar su alimento. Además, también se puede alimentar de insectos y otros animales invertebrados. Sin embargo, la base de toda su alimentación son los peces.

Reproducción

El somormujo lavanco tiene todo un ritual de apareamiento que resulta interesante. En primer lugar, para llamar la atención de la hembra, realiza ciertas maniobras, con algunas posturas y además, sus plumas se inflan, por así decirlo.

Luego, el macho y la hembra se aproximan y se ponen frente a frente en el agua por un momento. Cuando el ritual ha finalizado, y la hembra está convencida, proceden a realizar el nido. Este mide unos cuarenta y cinco centímetros de diámetro, y lo hacen entre la vegetación; preferiblemente en las orillas de los lagos.

La puesta consiste en seis huevos, y los dos se encargan de la incubación, que puede durar casi un mes. Una vez nacen, los polluelos son alimentados por sus padres durante siete semanas; a las nueve semanas ya son capaces de abandonar el nido.

Roquero rojo

Descripción y características

El Roquero rojo macho muestra un plumaje muy particular y fácil de distinguir, puede medir hasta 18,5 cm de longitud y una medida alar de 33 a 37 cm, muy similar en  su tamaño al Mirlo común. El color de su  cabeza y espalda es azul grisáceo, cuyo contraste es muy notorio con el color naranja que cubre el pecho y el vientre. En la parte posterior de su espalda, se le puede observar una mancha blanquecina, sus alas son oscuras y su cola anaranjada, con una franja parda en el centro. En cuanto a la hembra, esta conserva un plumaje muy pardo y sus tonos son opacos, el color de la cola es muy similar a la del macho. Tienen una terminación en las alas con una franja clara. Con respecto a los jóvenes de esta especie, son muy parecidos a las hembras

Distribución y hábitat del roquero rojo

Se trata de una especie de ave en la que no se le conoce un patrón de distribución, ya puede estar presente en todos los sistemas montañosos de Europa, adyacentes o cercanos al Mediterráneo. A pesar de que se desplaza hacia el interior de Europa específicamente en países orientales, también se le puede ver en Turquía, en el noroeste de África, en regiones templadas de Asia occidental y central hasta Mongolia. En la época de invierno se le encuentra a Arabia Saudita y las sabanas africanas, extendiéndose al norte de Ecuador y por  países africanos del centro-oriental.

Las poblaciones europeas son consideradas aves migratorias totales. Se inicia su movilización finalizando el verano, proceden a desplazarse en bandadas pequeñas hacia África oriental, a pesar de que algunos individuos se quedan en el norte de África. Su retorno a sus territorios de cría en Europa se realiza a principios de la primavera, sin embargo en España el paso de estas aves migratorias puede verse hasta el mes de junio.

Se estima que la población europea puede llegar a alcanzar de 32.000 a 110.000 parejas reproductoras,  y que en España no habitan más de 5.000. A pesar de que cuenta con ambientes adecuados, esta población es considerablemente baja.

En cuanto a su medio ambiente, esta ave habita en zonas rocosas, con muy poca vegetación, donde predominan los matorrales bajos con abundancia de insectos. Se puede encontrar generalmente en parajes montañosos, con suelos peñascosos con vegetación y matorrales de piornos, brezos o enebros, entre otros.
Ubica fácilmente el sitio donde anidar, asegurando sus alimentos, y beneficiándose de una gran densidad de insectos que viven en los prados durante la temporada de verano.

Alimentación y reproducción

La dieta del Roquero rojo está basada en el consumo de insectos grandes, especialmente escarabajos, saltamontes y orugas de mariposas, en la temporada de otoño suele complementar su dieta consumiendo frutas En el período reproductivo el Roquero rojo inicia su cortejo entre los meses de abril y junio. Suele realizar dos puestas, pero las parejas que habitan en zonas alpinas solo hacen una puesta cada año. Es la hembra que se encarga de construir el nido en huecos o en algunas grietas de las rocas. También suele beneficiarse de estructuras hechas por los  humanos, así como huecos en los troncos o trozos de árboles esparcidos en el suelo. Dicho nido será elaborado en forma de taza con algunas raíces, pajas y musgos.

La puesta consta de cuatro a cinco huevos, de color azulado con algunas motas o manchas muy dispersas y de color pardo rojizo en la parte más ancha. La incubación también será responsabilidad de la hembra con una duración hasta de 15 días. Tras la eclosión los pichos serán alimentados por ambos padres, y en dos semanas aproximadamente abandonan el nido.

Amenazas y conservación

Esta especie de ave se considera “De interés especial” según el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Sin embargo, la mejor forma de preservar esta población se base en el adecuado control y gestión de los puestos y parajes de alta montaña, logrando limitar la excesiva actividad de carga de ganado, el turismo sin control así como y el desarrollo de pistas para el deporte de montaña.