Tórtola

La tórtola senegalesa, también llamada tórtola del Senegal o tórtola reidora, es una especie de ave columbiforme de la familia Columbidae propia de África, Medio Oriente, Asia Central y el subcontinente indio; hay poblaciones en los Balcanes que no se sabe si fueron introducidas Nombre científico: Spilopelia senegalensis.

 

Distribución

La paloma reidora en un pájaro domesticado. El prototipo de esta paloma vive en África del norte.

Tamaño

Aproximadamente 23 centímetros.

Diferencia entre los sexos

La diferencia entre los sexos no resulta fácil de apreciar. Los machos son más grandes a veces, con el cuerpo y la cabeza más grandes que las hembras, pero éste no es un método fiable de diferenciación, lo mejor es observar el macho el cual pone en escena todo un alarde exhibicionista durante la época de cría.

Características sociales

La paloma reidora generalmente no causa ningún problema cuando se combina con otro tipo de pájaros. En una pajarera espaciosa puede mantener dos o más parejas aunque se deben vigilar durante la época de reproducción.

Actividades

Esta especie cuenta con un canto maravilloso. Se domesticar de una forma relativamente rápida si se les proporciona los cuidados precisos y si se les trata con tranquilidad. Su conducta es dócil tanto en jaulas como en pajareras, no dando muchos brincos ni saltos. Para cuidar su plumaje, a la paloma reidora le gusta tomar baños de arena.

Cría en cautiverio

No resulta muy difícil criar palomas reidoras. Los padres por lo general, llevan a cabo sus obligaciones parentales con diligencia. Una cesta para pichones es lo que se suele usar como lugar de anidamiento. También puede servir para anidar una estantería de unos 20 centímetros, con un borde elevado de 5 centímetros, puesto en un lugar seguro y sin olvidar colocarle algo de paja y ramitas en el lugar de anidamiento. Es un pájaro que no dedica mucho esfuerzo a construir sus nidos. La mayoría de las veces ponen dos huevos, que son incubados por las noches por la hembra y durante el día por el macho. Los huevos generalmente eclosionan poco después de las dos semanas. El emplumado tiene lugar tres semanas escasas después.

Esta especie no es capaz de cuidar de si misma adecuadamente cuando llega el emplumado, por lo que necesitan ser alimentados, normalmente por el macho durante algún tiempo más. Los pollos pueden ser separados de sus padres cuando se alimentan de forma autónoma. La paloma reidora es conocida por su excelente disposición hacia la crianza.

Hábitat adecuado

La paloma reidora se siente más cómoda en una pajarera exterior espaciosa, y mejor aún en una pajarera ancha que en una alta. No están de más las plantas, pero no son en absoluto imprescindibles para que este animal se sienta cómodo. La jaula debe tener por lo menos, 70 por 40 centímetros de ancho y de fondo. Las perchas adecuadas para esta especie han de tener un diámetro de aproximadamente 2,5 centímetros.

Temperatura ambiente

Si la pajarera tiene un refugio para las noches, por lo general no tendrá que disponer de instalaciones adicionales.

 

Alimentación

La paloma reidora se alimenta con una mezcla de comida preparada para tórtolas, complementadas con una mezcla de semillas para pájaros tropicales pequeños. Además, le gusta tomar algo de comida a base de huevo y a base de hierbas. Debe comprobar que cuente siempre con una buena provisión de gravilla, de modo que pueda tomar tanta como precise.

Mutaciones

Existen muchas mutaciones conocidas de esta especie de pájaros. Existen, entre otras, una variante blanca y moteada, pero se dan también numerosas variantes en la intensidad de color del plumaje y de las marcas. Entre las mutaciones más conocidas se incluyen los pájaros blancos con los ojos negros, el color perlado, y mutaciones con la cabeza melocotón y moteadas. También se dan palomas reidoras con plumajes especiales, como la paloma reidora rizada y la sedosa. Esta última no vuela bien.

Palomas cabeza de moro

Esta especie de origen alemán, aunque no se sabe a qué hora apareció, tiene un aspecto similar al de la paloma negra parisina.

Es una paloma de gran belleza que suele ser muy común en los espectáculos de palomas de todo el mundo, siendo una de las más famosas por su curioso aspecto. La razón por la que se la conoce como la “cabeza morisca” es por las plumas de su nuca, que se levantan de su lomo formando una especie de velo, que recuerda a un turbante. De ahí su nombre.

Características

 

Esta paloma tiene un tamaño de 35-40 cm, y puede pesar hasta 500 gramos. No hay dimorfismo sexual, así que la única manera de diferenciar los sexos es a través de una prueba de ADN.

Su cabeza, cuello y parte superior del pecho son de color negro, mientras que el resto de las plumas de su cuerpo son blancas. Excepto las plumas de la cola, que también son negras.

Es una de las especies de palomas cuyas plumas cubren sus patas, casi como si las propias plumas fueran sus patas. Esto le da un aspecto único y bastante hermoso. Pero, por esta misma razón, requiere mucho cuidado.

Por el tipo de patas que tiene, cubiertas de plumas, requiere un cuidado muy específico y delicado. Además, es una especie para estar en un loft, no para una jaula pequeña. Y necesita que sus perchas sean de madera natural, para no dañar sus piernas.

Es un ave acostumbrada a moverse, por lo que el palomar tendrá que tener suficiente espacio para volar dentro, con muchas perchas. No parece ser una especie difícil de reproducir. Basta con que la pareja tenga un nidal y deje que la naturaleza siga su curso.

Tampoco son palomas de carácter muy violento, aunque no suelen gustarles cuando otras aves invaden su territorio. Si va a tener varias palomas en el palomar, asegúrese de que sean de la misma especie o puede haber peleas.

 

Alimentación

 

No  deben faltarle  las semillas. Ocasionalmente se recomienda darle algo de fruta, o colocarle vitaminas en su agua, para cuidar sus plumas. Las raciones de pan deben ser muy limitadas a unos pocos trozos muy pequeños un par de veces a la semana.Es propensa al aumento de peso.

 

Canario rizado gigante italiano

El Rizado Gigante Italiano procede del Rizado de París. El proceso que ha llevado de uno a otro ha sido un claro proceso de selección basado, sobre todo, en los gustos de los aficionados italianos. Digo “sobre todo” porque también han intervenido algunos factores históricos que en cierta medida dirigieron la selección en determinado camino.

Al finalizar la 2ª guerra mundial la situación del Frisé Parisien era muy crítica. Había muy pocos criadores y con muy pocos ejemplares. Los pocos aficionados que quedaban cruzaban sus escasos pájaros con lo que encontraban más parecido y normalmente acudían al Rizado del Norte y a algunas razas inglesas que tampoco eran muy abundantes.

Los aficionados italianos habían adquirido buenos ejemplares antes de comenzar la guerra pero al finalizar ésta, se encontraban con el mismo problema que los aficionados franceses. Los italianos cruzaron sus Rizados de París con el Norwich  y con el Crest (este se solía confundir con el anterior y no era muy abundante), con lo que aumentaron el tamaño de la cabeza de sus pájaros y con el tiempo pudieron conseguir las cabezas de capucha que ahora lucen sus canarios.

Una vez que la situación empezó a normalizarse y ya se empezaron a encontrar canarios Frisé Parisien los italianos tomaron un rumbo que los separaría definitivamente de su origen. Iniciaron un proceso selectivo que en algunos aspectos era diferente del estándar del Frisé Parisien.

Seleccionaron los canarios con la finalidad de aumentar la talla. Este proceso selectivo no está en contradicción con el Frisé ya que lo único que se exige a éste es que su talla no sea menor de 19 cm. Si es mayor y con las proporciones perfectas mejor.

La posición que establece el estándar del Parisien puede ser doble: alta y baja. Los italianos sólo consideran deseable la posición erguida y a la posición baja  la consideran como defectuosa.

 

El plumaje del Parisino puede ser fino, ordinario y duro. Los tres tipos están aceptados en los concursos, aunque el más apreciado es el fino. Los italianos buscan el plumaje fino, que es más abundante y voluminoso, con lo que sus canarios tienen otra característica diferencial más con su antecesor. Que se busque el plumaje fino no quiere decir que se abandone y penalice el ordinario y duro. Ambos son necesarios en todo criadero importante para evitar que la pluma pierda consistencia y los rizos se deformen y se caigan, pero en una exposición es más valorado el plumaje fino y vaporoso.

 

Como consecuencia de este trabajo con la pluma surgen pequeñas diferencias en los rizos del pecho, espalda y cabeza. En algunos los rizos toman otra forma como es en el caso de la cabeza. En otros  se reducen en extensión  pero aumentan en longitud y vaporosidad como es el caso de la espalda y en los rizos del pecho y abdomen aumenta la extensión y la forma.

 

Hacia 1990 los criadores italianos, conscientes de las diferencias que había entre sus pájaros y los de los franceses, fundaron el Club del Rizado de París Italiano, pero teniendo en cuenta la opinión de los criadores franceses cambiaron el nombre por el de Club del Rizado Gigante Italiano.

 

La comisión técnica de la F.O.I (federación ornitológica italiana) modificó el estándar del Parisién para adaptarlo al canario que se criaba en su país, pero la COM se inclinó por el estándar francés en el Congreso de la OMJ en 1991 de Porrentruy para evitar las confusiones a que daría lugar la existencia de dos estándares para una misma raza.

 

Así las cosas la afición italiana siguió criando “sus” Parisiens, que ya eran famosos en todo el mundo por su tamaño y el volumen de su plumaje. En 1996 se reúnen en Bolonia varias personas de reconocido prestigio en el mundo de la canaricultura italiana y mundial, los cuales reconocen a nivel de Italia al Rizado Gigante Italiano como una nueva raza.

 

A partir de entonces comienzan el proceso para su reconocimiento internacional a nivel de la C.O.M. Proceso que no está libre de disputas y opiniones encontradas, tanto a nivel de Italia como del resto de Europa, sobre la conveniencia o no de considerarla una nueva raza o de considerarla como un Frisé Parisién de muy alta calidad.

 

Este canario surge en el siglo XX, a partir del trabajo de selección de especímenes, realizado por canaricultores de la península itálica, de canarios rizados de París.

El plumaje del gigante italiano se distingue rápidamente de otras razas por estar compuesto íntegramente de largas y anchas plumas rizadas, distribuidas a lo largo y ancho del cuerpo del ave en forma de rosa, dándole una peculiar apariencia de vaporosidad. En el área del pecho, las plumas se dirigen, desde ambos lados del cuerpo del pájaro, hacia arriba y adelante, mientras que las del abdomen llevan sus rizos hacia arriba (hacia el pecho y el lomo), sin dejar huecos con las otras áreas del cuerpo del canario, lo que ayuda a conformar ese aspecto vaporoso, o de «pompón» de plumas. El plumaje de la cola, bien robusto, muestra numerosas plumas de gallo de extrema longitud.

La talla del canario gigante italiano oscila entre un mínimo de 21 cm y un máximo de 24,5 cm, lo que explica claramente la denominación de gigante.

Las distintas asociaciones de canaricultores suelen desalentar la crianza de esta variedad a los que se inician en la actividad, dado que requiere cuidados especiales, que, solamente, alguien que haya superado la condición de principiante, puede brindar.

 

 

Alimentación

 

Es básica, pero se recomienda  combinarla con un poco de fruta o verdura para que reciba mucha vitamina A y con la finalidad de cuidar su hermoso plumaje.

 

Reproducción

 

Debido a su gran tamaño les cuesta mucho criar a sus polluelos, aunque no es tan difícil que saquen crías, hay que recurrir a alguna especie  para que haga  el papel de nodriza.

 

Agapornis

El agaporni, también conocido como inseparable o pájaro del amor, es una especie de ave de la familia de los loros nativa de África, concretamente del suroeste. Su nombre, inseparables o lovebirds, lo reciben por los fuertes vínculos que establecen con su pareja, con la cual pasan casi todo el tiempo. Su nombre científico es Agapornis.

 

 

Características

Los agapornis o inseparables son de tamaño pequeño (miden entre 13 y 16 cm de largo) y tienen el plumaje de colores vivos. Lo más habitual es que tengan el cuerpo de color verde con la zona de la cabeza de tonalidades rojas y amarillas y el pico blanco o rojo. También podemos encontrarlos con el cuerpo amarillo y con el pico de color rojizo o anaranjado.

El pico de los agapornis es fuerte y curvado. Sus patas son muy versátiles pues no solo les sirven para caminar sino que también las pueden usar para coger objetos.

Estos animales son sociables y les gusta viajar en grupo. También pueden ser sociables y dóciles con los humanos si se les trata bien.  Son de carácter tranquilo pero, especialmente las hembras, pueden mostrarse agresivas y territoriales en época de reproducción o con la llegada de nuevos ejemplares.

Los agapornis son conocidos por volverse inseparables cuando el macho y la hembra se conocen, pues les gusta tener un compañero de por vida. Este comportamiento puede empezar des de que son pequeños, sobre los 6 meses. Una vez en pareja, permanecerán juntos casi todo el tiempo, durmiendo y jugando juntos. También podemos verlos acicalándose el uno al otro e incluso mostrándose atenciones continuamente.

Estas aves son diurnas y se pasan el día comiendo y tomando baños. Son, además, pájaros que pían de forma intensa y constante. Su alimentación es herbívora y se basa en semillas y pipas, complementada con vegetales frescos.

Comportamiento

Los agapornis son aves dependientes y sociables y les encanta convivir con ejemplares de su misma especie, además de otros animales y personas. Se encariñan fácilmente si reciben buenos cuidados y atención. Estas aves son simpáticas y curiosas. Les gusta mucho volar y ejercitarse, algo que deberemos tener en cuenta si queremos tener un agapornis.

Los agapornis pueden aprender a repetir sonidos y palabras si las oyen con frecuencia.

Cuando los agapornis se sienten contentos, lo sabremos porque emiten sonidos alegres, se mueven con energía, juegan e incluso tienen voluntad de compartir su comida.

Si observamos que nuestro agapornis se estira y ahueca las alas es señal de que está tranquilo y relajado.

Por el contrario, si observamos que nuestro agapornis tiene un comportamiento apático, sin apenas moverse, significará que se siente triste.

Para saber si el agapornis está enfadado deberemos observar si grita, mueve las alas con energía e intenta picotearnos.

 

Alimentación

Es habitual pensar que los agapornis, al ser aves pequeñas, se alimentan sólo de semillas, pero eso es un error que puede conllevar a que no estén sanos y no tengan una buena calidad de vida. La dieta de un agapornis se divide en dos partes: la ración seca y la ración húmeda.

Alimento Seco

La parte seca debe suponer un 12% o 14% del peso de nuestro agapornis. Por ejemplo, si nuestro agapornis pesa 50 gramos entonces deberemos darle 7 gramos de ración seca al día.

Dos o tres veces a la semana sustituiremos la mezcla de semillas por germinados de semillas.

Alimento Húmedo

La parte húmeda debe suponer un 8% del peso de nuestro agapornis. Si en el ejemplo nuestro agapornis pesaba 50 gramos, entonces deberemos darle 4 gramos de ración húmeda al día.

El alimento húmedo consiste en frutas y verduras. Podemos hacerles una pequeña macedonia de frutas y verduras diariamente.

 

 

Frutas

  • Manzana
  • Pera
  • Fresas
  • Frutos rojos
  • Mandarina
  • Melocotón
  • Naranja
  • Plátano (muy de vez en cuando)
  • Uva (muy de vez en cuando)

Verduras

  • Brócoli
  • Zanahoria
  • Lechuga
  • Pimiento
  • Maíz
  • Espinacas

Alimentos tóxicos para agapornis

  • Patata
  • Berenjena
  • Aguacate

Plantas tóxicas para agapornis

  • Ciruelo (hojas, hueso y piel)
  • Albaricoque (hojas, hueso y piel)
  • Melocotón (hojas, hueso y piel)
  • Cerezo (hojas, hueso y piel)
  • Tulipán
  • Flor de pascua
  • Helecho común
  • Poto
  • Jazmín amarillo
  • Hiedra
  • Melón amargo
  • Tomate
  • Altramuz
  • Regaliz (ramas y hojas)
  • Mimosa
  • Arce
  • Laurel
  • Castaño falso
  • Ficus
  • Acebo
  • Enebro
  • Adelfa
  • Roble
  • Acacia
  • Roble venenoso
  • Azuzena
  • Jacinto (bulbos)
  • Lirio (bulbo y hojas)
  • Narciso
  • Higuera del diablo
  • Salvia
  • Beleño
  • Banderita española
  • Acónito

Plantas no tóxicas para agapornis

  • Abeto
  • Abedul
  • Eucalipto
  • Haya
  • Fresno
  • Magnolio
  • Manzano (sólo son tóxicas las hojas, semillas y piel)
  • Peral (sólo son tóxicas las hojas, semillas y piel)
  • Pino
  • Chopo
  • Álamo
  • Ciruelo (sólo son tóxicas las hojas, semillas y piel)
  • Albaricoque y melocotón (sólo son tóxicas las hojas, semillas y piel)
  • Cerezo (sólo son tóxicas las hojas, semillas y piel)
  • Sauce
  • Olmo
  • Piña
  • Madroño
  • Buganvilla
  • Rosal
  • Sauco
  • Lilo
  • Planta de jade
  • Palmito
  • Palmera datilera
  • Yuca
  • Madreselva
  • Flor de la pasión
  • Parra
  • Eneldo
  • Esparraguera

Reproducción

Los agapornis tienen una reproducción ovípara y suelen poner entre 3 y 6 huevos, que ponen en días consecutivos. Los agapornis anidan en las ramas de los árboles y una vez empiezan la construcción del nido empieza el apareamiento.

Si queremos que nuestros agapornis críen lo primero que hay que saber es que deben ser de la misma especie. Muchas veces se juntan parejas que ponen huevos pero no hay pollito dentro o puede ocurrir que sus descendientes sean estériles. Es por eso que nunca se deben reproducir agapornis de diferentes razas.

A veces también ocurre que se emparejan dos hembras y una de ellas tiene el comportamiento de un macho. Si tu pareja de agapornis está poniendo 10 o 12 huevos puede que sea porque son dos hembras y las dos están poniendo huevos. La pareja deberá estar sola en una jaula para evitar peleas territoriales o por el nido, que pueden ser mortales.

La mejor época para criar agapornis es de octubre a mayo, pues en épocas de calor sufren mucho. Pondrán el primer huevo a los 10 días aproximadamente y empezarán a eclosionar a los 23-24 días. A partir de los 40-45 días los polluelos empezarán a salir del nido.

Paujil colombiano

El paujil pico azul (Crax alberti) es un gran ave de bosque de entre 80 y 92cm. de longitud. En esta especie hay un marcado dimorfismo sexual. La hembra y el macho presentan características que los diferencian entre sí. El macho es, por tanto, muy distinto a la hembra.

 

Distribución geográfica

 

Es una especie endémica de Colombia. Llega hasta 1200 msnm en las vertientes norte, oriental y occidental de la sierra Nevada de Santa Marta. También se conoce de localidades de tierras bajas y el piedemonte del valle medio del río Magdalena desde Honda hasta la serranía de San Lucas, bajo Cauca y parte alta de los ríos San Jorge y Sinú y serranía de San Jacinto.

 

 

Hábitat

 

Se encuentran en bosques húmedos de tierras bajas, piedemontes y colinas bajas. Usa el interior de bosques maduros poco intervenidos y ocasionalmente bordes de bosque y vegetación en bosques secundarios

        

Hábitos alimenticios

 

Se alimentan de frutas, brotes, invertebrados, y posiblemente carroña. Forrajean directamente sobre el suelo del bosque y nunca han sido observados alimentándose en árboles.

 

        

Reproducción

 

Se reproducen en la estación seca, anidando en diciembre y marzo, se han observado grupos de polluelos y adultos en marzo y agosto. Ponen dos huevos grandes de color blanco de cascara gruesa y con superficie rugosa.

 

Comportamiento

 

Generalmente se encuentran solos o en parejas y ocasionalmente en grupos familiares. Son principalmente terrestres y al parecer forman parejas monógamas.

Cóndor Andino

El cóndor es una de las aves más fuertes que sobrevuela por el cielo nacional. Se distingue por su brillante plumaje negro azulado y una “gargantilla” de plumas blancas alrededor de la base del cuello.Su nombre científico es Vultur gryphus. Habita en Sudamérica, en la cordillera de los Andes fundamentalmente.

El ave es enorme, pues alcanza una envergadura de 3.2 metros.

Su peso oscila entre 8 y 15 kilos.El número  de crías es de una cada dos años.

 

Costumbres

El cóndor andino anida y descansa al descubierto en inaccesibles salientes de montaña, a miles de metros de altura. Está bien dotado para la vida en estos lugares. El área de sus alas, la mayor de todas las aves, le permite remontarse a grandes alturas. (El albatros común tiene más envergadura, pero sus alas son más angostas).

Esta enorme ave aprovecha las corrientes térmicas ascendentes para volar. Para controlar la dirección del vuelo, regula la cantidad de aire que pasa entre las plumas remeras, cerrando o abriéndolas . Es capaz de planear por más cinco kilómetros.

Para aterrizar, baja y extiende las patas, que obran de frenos. El cóndor es torpe en el suelo, donde se asienta solo para comer; enseguida remonta el vuelo.

 

Alimentación

Su dieta está basada en la carroña y en ocasiones de especies pequeñas o con poco tiempo de vida. Si se encuentra en alguna zona despoblada de alimento puede viajar más de 200 kilómetros al día para su búsqueda.

Tiene una vista aguda. Da vueltas en círculo, buscando manadas de guanacos, llamas y alpacas, o carroña. Cuando localiza los despojos, se precipita desde el cielo, seguido de otros cóndores. Con su poderoso pico, desgarra el pellejo del animal muerto.

 

Parte de la cabeza y del cuello del cóndor carecen de plumas. Puesto que le es imposible limpiar estas áreas del cuerpo, que se manchan de sangre al comer, esta piel desnuda resulta ser una adaptación muy útil. En las zonas más meridionales, el cóndor andino se alimenta de pingüinos y peces muertos.

 

Reproducción

Los cóndores son básicamente monógamos, es decir que escogen una pareja y permanecen con ésta de por vida. Sólo en caso de que uno de los dos muera, el otro busca una nueva pareja.

El ciclo reproductivo del cóndor, incluyendo desde el cortejo hasta la emancipación del polluelo dura aproximadamente dos o tres años. Es la especie que posee el período de incubación más prolongado entre las aves rapaces.

El huevo de cóndor tiene una incubación compartida entre el macho y la hembra que dura unos 60 días. Cuando nace el polluelo es alimentado por ambos padres con carne regurgitada. En su gran buche puede almacenar hasta 4 kilos de comida que luego lleva al nido para alimentar a su cría. A los nueve meses el cóndor joven está listo para acompañar a sus padres en sus vuelos. De ellos asimila los comportamientos básicos para su supervivencia.

Para anidar escogen generalmente cuevas en grandes paredes rocosas verticales, protegidas del viento y la intemperie. Las dimensiones de los nidos son altamente variables. Depositan el único huevo directamente sobre el sustrato arenoso de las cuevas en el cual han creado una depresión presionando el pecho contra el sustrato. Igualmente utilizan el pico para dar forma final a los bordes del mismo. Este comportamiento se ha observado especialmente en los machos.Para procrear otra vez, deben esperar hasta la primavera siguiente.

Hábitat

Habita en Sudamérica, principalmente en la cordillera de los Andes (Desde el sur en Argentina y Chile, hasta el occidente de Venezuela), y costas del océano Pacifico y Atlántico. Sin embargo, en Venezuela fue declarado en extinción, mientras que en Colombia y Ecuador sus poblaciones naturales han disminuido.

 

Suele habitar en el Cañón del Colca, uno de los mayores destinos turísticos del Perú, entre otros menos conocidos.

El hábitat del cóndor, requiere como mínimo tener tres condiciones:

 

– Vientos o corrientes ascendentes de aire que les permitan volar alto.

 

– Terrenos despejados para descubrir la carroña desde la altura.

 

– Un suministro adecuado de animales muertos.

 

Están situados principalmente en la Cordillera de los Andes, porque esta tiene montañas sin árboles, cañones profundos y acantilados altos, aunque en algunas zonas alcanza la costa.Vive desde el nivel del mar hasta los 5.000 metros de altitud.

 

Águila harpía

El águila harpía es una de las especies exóticas de la familia de las Accipitridae y podrás ver en ella muchas diferencias con las que sueles identificar cuando escuchas la palabra águila. Con un plumaje que va del negro al grisáceo, pero siempre tiene el cuerpo blanco y las plumas de la cabeza de un color más claro. Para saber más de ella, tan solo tienes que seguir leyendo y te enseñaremos todo lo que debes saber sobre esta ave. Nombre científico: Harpia harpyja

 

 

Características

Talla: 90 cm – 100 cm. Envergadura: 1m 80 – 2m 10

Peso: 8 Kg – 9 Kg- Longevidad: 40 años

Desde el descubrimiento de esta ave, son muchos los nombres que ha recibido, sobre todo para diferenciarla con el resto de especies que tienen algunas características similares. El nombre científico es el de Harpia harpyja, aunque se la conoce como harpía, u omitiendo la “h”, arpía. Esta ave rapaz no solo es conocida en el mundo por sus colores y su cresta de plumas grisáceas, sino también porque es el águila más grande que se puede encontrar en la actualidad en América, entrando incluso en el ranking de águilas más grandes de todo el mundo. Sus características principales son muy parecidas al águila filipina.

Las plumas tanto de sus alas como las de sus hombros son de color negro o en algunas ocasiones gris muy oscuro, también tendrá esta tonalidad el pecho y el cuello de este animal. La cabeza tanto por delante como en la nuca tendrá una tonalidad gris ceniza más clara. El plumaje que se encuentra en esta zona puede ser levantado a placer, haciéndolo sobre todo cuando está sorprendido, quiere impresionar a una presa o simplemente para el cortejo en épocas reproductivas. El resto del cuerpo, desde el vientre hasta las patas e incluso el plumón interior de las alas será de un color blanco puro.

Destaca en el águila arpía sus potentes garras que son capaces de desgarrar a cualquier animal que entre en su alimentación. Su pico, al igual que el resto de rapaces tiene una terminación curva con una punta afilada, que utiliza para separar la piel de la carne y también para rematar a sus víctimas.

Estas aves tienen un dimorfismo sexual que se centra únicamente en el tamaño de la especie, tanto a nivel de longitud como de envergadura y peso, siendo las hembras más grandes que los machos. Un águila arpía puede llegar a pesar de entre 8 a 9 kilos teniendo una envergadura alar de más de 2 metros. Respecto al resto de características, la hembra es exactamente igual al macho, manteniendo los mismos colores, aunque en ocasiones tiene una tonalidad más clara.

 

Hábitat

El águila harpía se encuentra en un estado muy delicado, ya que a causa de la deforestación su especie está más amenazada que nunca, encontrándose pocas parejas reproductivas en libertad. En el medio natural vive por los bosques de América central y por el sur, aunque es más habitual en este último, ya que la tala indiscriminada en la selva ha hecho que el hábitat de estas aves se vea modificado y cada vez tengan menos espacio en el que nidificar. Prefiere vivir en un lugar cercano al suelo que en la altura, siendo el nivel del mar menor de 2000 metros. Esto es debido porque suelen cazar sobre todo a ras del suelo, aunque a causa de la alteración que sufren por la acción del hombre, buscan lugares más altos y alejados, aunque esto quiera decir que haya menos alimentos.

 

Alimentación

Debido a su tamaño, y sobre todo a las armas de caza que posee, no se va a encontrar ningún depredador que se atreva con ellas, por lo que se encuentran en un lugar privilegiado en lo que alimentación se refiere, porque todo ser vivo puede terminar siendo atacado por esta especie. Se le ha visto cazando todo tipo de animales, aunque los que prefiere y se encuentran dentro de su dieta diaria son los perezosos. Estos se encuentran en especial desventaja, sobre todo porque las águilas harpías son bastante ágiles a diferencia de estos lentos animales, que mueren en cuestión de segundos. A esta águila se la ha comparado en muchas ocasiones e incluso confundido con el águila come monos filipina ya que también entran en su alimentación diferentes especies de monos como los monos araña. Muy pocas veces se la ve atacando a animales de reducido tamaño como ratones o ardillas, aunque cuando hay épocas en las que la comida escasea, también se alimenta de ellos. De la misma manera, no le gusta atacar animales mayores como venados, pero si puede hacerse con una presa de esta característica, lo hará, dejando el cuerpo del animal debajo de su nido, con el fin de poder comer cuando le plazca.

 

Reproducción

A causa de la rareza de esta especie, no se sabe si previo a la reproducción y emparejamiento de la especie existe un rito de cortejo entre los dos, aunque sí se sabe que esta pareja estará junta por el resto de sus vidas. Cuando la hembra pone los huevos, que suelen ser dos, y en muy contadas ocasiones tres, se va transformando el nido que tenían entre los dos, mejorándolo y haciendo que sea mucho mayor que el que tenían en “soltería”. Este nido va a estar situado en las copas de los árboles, o en ramas con bastante altura, según del árbol que tengan disponible.

Durante aproximadamente dos meses, la hembra, con la ayuda del macho irán incubando los huevos, haciendo que mientras uno incuba, otro busque alimento. Un dato curioso de esta especie es que en el momento en el que uno de los polluelos sale del cascarón, empiezan a dedicarse enteramente a este, olvidándose del otro huevo, dejando de incubarlo. Solamente volverán a él si el primer polluelo ha muerto. El aguilucho va a ser alimentado tanto por la madre como por el padre al menos durante 10 meses, momento en el que ya puede volar y crear su propio nido, siempre cerca del de sus padres.

Cacique candela

Nombre en español: Cacique Candela.Nombre en inglés: Red-bellied Grackle.Nombre científico: Hypopyrrhus pyrohypogaster.

Hábitat

Vive en la canopia y los bordes del bosque de montaña,​ entre los 1.200 y 2.700 m de altitud.​ Está amenazado por pérdida de hábitat.

 

Descripción

El macho mide 31,5 cm de longitud y la hembra 27 cm.​ Plumaje negro mate, en la cabeza, el cuello y la nuca con ejes brillantes; vientre rojo brillante. El pico y las patas son negros.​ El iris es amarillo.

 

Alimentación

Se alimentan de insectos y arañas, que buscan en los troncos de los árboles, el rastrojo bajo y en el suelo bajo las hojas secas. También consumen frutos.

 

Reproducción

En la época de reproducción los grupos mayores, que generalmente están integrados por 6 a 8 individuos, se segmentan y cada pareja junto con un ayudante, que podría ser un juvenil de una nidada anterior, construyen y cuidan el nido, a unos 9 m del suelo, colocado en un tridente invertido sobre una rama terminal. El nido tiene forma de cuenco de 13 cm de diámetro, 8 cm de profundidad y 17 cm de altura. Tanto el macho como la hembra, como el ayudante, incuban los huevos. Los pichones permanecen 14 a 17 días en el nido, pero pueden depender algunos días más de sus padres.

 

kakapo o kákapu

El kakapo o kákapu ​ es una especie de ave psitaciforme de la familia de los loros de Nueva Zelanda, nocturna y endémica de Nueva Zelanda. Es famoso por ser el único loro no volador del mundo, el loro más pesado y el único loro que tiene un sistema de cría del tipo lek. Es también uno de los pájaros más longevos.  Nombre científicoStrigops habroptilus.

El kakapo (Strigops habroptila) es endémico de la isla de Nueva Zelanda y algunas de las islas menores que la rodean. En ellas, prefiere las zonas boscosas y de matorrales, donde encuentra refugio y alimentos con mayor facilidad.

Aunque en el pasado su área de distribución era relativamente grande, hoy en día está extremadamente restringido a unos pocos sitios de la región, y solo quedan ejemplares en algunas islas donde son estrechamente vigilados.

Características

La característica más llamativa de este loro sea que es la única especie del mundo de su tipo que es absolutamente incapaz de volar. Como el kakapo, esta característica la han adquirido numerosas aves en Nueva Zelanda producto a que evolucionaron durante miles de años sin la presencia de depredadores importantes que les obligaran a emprender vuelo y escapar, por lo que fueron perdiendo poco a poco esta habilidad y sus alas se fueron atrofiando. También han perdido de su anatomía la quilla, una región del esternón donde se insertan los músculos responsables del vuelo en las aves que tienen esta capacidad.

Otra característica del kakapo es sin lugar a dudas su tamaño, pues es capaz de alcanzar una longitud de 64 cm, algo absolutamente impactante tratándose de un loro. Es además el único loro con hábitos nocturnos y es una especie que se reproduce bastante poco, en intervalos entre los 2 y 4 años entre una puesta y otra. Estas puestas muchas veces las hace coincidir con la época de fructificación del árbol del rimu, al cual produce un fruto carnoso y nutritivo que es uno de sus alimentos favoritos.

Al no poder volar, hacen sus guaridas en el suelo, entre las raíces de los árboles o las rocas. Ahí también tienen a sus polluelos. Por cierto, es curioso señalar que estas aves no crean vínculos de pareja, como ocurre en muchas otras de su familia. Después del apareamiento, el macho se marcha y la hembra es la encargada de asumir la construcción del nido, la incubación y el mantenimiento de los polluelos hasta que abandonan el nido, un proceso que en total puede durar casi cinco meses. Una especie a punto de desaparecer.

El kapo es un loro muy particular, cuando llega a la etapa adulta puede pesar hasta 3 kg. Por lo general suele ser un ave no voladora que pasa la mayor parte de su vida en el suelo y en ciertas ocasiones trepa a los arboles cercanos.

Alimentación

Los Kakapo son aves con una alimentación muy variada, suelen comer de los productos naturales cercanos a su entorno, esta dieta incluye ciertos productos como lo son:

  • Hojas
  • Brotes
  • Flores
  • Hojas de helecho
  • Corteza
  • Raíces
  • Rizomas
  • Bulbos
  • Frutas
  • Semillas

La dieta alimenticia de esta especie varía dependiendo de la  estación y del entorno donde el Kakapo se encuentre ya que muchas veces se traslada a diferente distancia en busca de ciertos alimentos, los cuales están retirados  de su nido habitual.

 

Cría

El kakapo, es una especie que se reproduce en las épocas del verano y otoño, aunque esto ocurre  solo en años donde existe una gran cantidad  de frutas,  en las islas del sur de Nueva Zelanda estas aves se reproducen justo cuando ciertos los árboles típicos del lugar dan frutos, y por lo general ocurre durante un lapso de 2 a 4 años.

En otros lugares de Nueva Zelanda, tal vez anidan según la temporada en que se encuentren, debido a que el proceso de su reproducción es muy complejo existen pocas maneras de aumentar de forma rápida su especie, este es el principal factor que las coloca en riesgo de extinción.

Los machos buscan diferentes maneras para llamar la atención de las hembras y de esta manera lograr  el apareamiento. Los machos de esta especie se caracterizan por  no participar en el proceso de desarrollo de las crías, ya que estos no ayudan en la incubación ni tampoco en lo referente a la crianza de polluelos.

Los nidos  construidos por los kakapo, por lo general se encuentran en suelo en lugares específicos como cavidades naturales o incluso bajo la vegetación densa. Las hembras de esta especie pueden poner de 1 a 4 huevos los cuales protegen de manera constante y suelen cuidar hasta que alcanzan su independencia natural.

Comportamiento

Los Kakapo tienen características muy particulares suelen ser aves con un comportamiento específico y muchas veces se asemeja a otras especies, por lo general esta ave es tiene hábitos nocturnos y suelen se solitarios, permanecen en el mismo nido durante muchos años, suelen trepar los árboles con mucha frecuencia y se trasladan por el suelo y las ramas para conseguir diferentes tipos de alimentos.

Águila filipina

El águila filipina (Pithecophaga jefferyi) es un águila de la familia Accipitridae, endémica de los bosques en las Filipinas. Tiene el plumaje de color marrón y blanco, y una cresta lanuda, y generalmente mide entre 86-102 cm (2,82 a 3,35 pies) de longitud y pesa de 4,7 a 8,0 kilogramos (10 a 18 libras). Es considerada la más grande de las águilas existentes en el mundo en términos de longitud, siendo el águila marina de Steller y el águila arpía más grandes en términos de peso y volumen. Estando entre las aves más raras y poderosas en el mundo, se ha declarado como el ave nacional de Filipinas. Se encuentra en peligro crítico, principalmente por la pérdida masiva de hábitat, debido a la deforestación en la mayor parte de su área de distribución. Matar a un águila filipina es punible, con arreglo a la legislación de Filipinas, por 12 años de cárcel y fuertes multas.

 

El águila Filipina está adornada con largas plumas marrones que forman una cresta lanuda. Estas plumas le dan la apariencia de poseer la melena de un león, que a su vez se parece a la del mítico grifo. El águila tiene una cara oscura y una nuca y coronilla de color marrón cremoso. La parte posterior del águila filipina es de color marrón oscuro, mientras que la parte inferior y el inferior de las alas son de color blanco. Sus pesadas piernas son de color amarillo, con grandes y poderosas garras oscuras, y el prominente, grande muy arqueado pico es de color gris azulado. Los ojos de esta águila son de color azul-gris. Los jóvenes son similares a los adultos, excepto las plumas del dorso, que tienen flecos pálidos.

El águila filipina típicamente se reporta como de 86 a 102 cm (2,82 a 3,35 pies) de largo, pero una encuesta en varias de las más grandes colecciones de historia natural en el mundo encontraron que el promedio fue de 95 cm (3,12 pies) para los machos y 105 cm (3,44 pies) para las hembras. El águila filipina más larga jamás reportada es una muestra del Museo Field de Historia Natural (FMNH) con una longitud de 112 cm (3,67 pies), pero este animal se había mantenido en cautiverio, por lo que puede no representar a los individuos silvestres debido a diferencias en la disponibilidad de alimentos.

El macho es típicamente alrededor de 10% más pequeño que la hembra. Para los adultos el peso completo ha sido reportado como de 4,7-8 kg (10 a 18 libras), mientras que otros han encontrado que el promedio es de 4,5 kg (9,9 libras) para los machos y 6 kg (13 libras) para las hembras. Tiene una envergadura de 184 a 220 cm (6 a 7 pies) y una longitud de ala de 57,4 a 61,4 cm (22,6 a 24,2 cm).

El tarso del águila Filipina es el más largo de cualquier águila, 12,2-14,5 cm (4.8 a 5.7 pulgadas) de largo y su pico es el mayor de las águilas vivas, con un promedio de 7,22 cm (2,84 pulgadas) de longitud con la boca abierta. La cola es bastante larga, con 42-45,3 cm (17 a 17,8 pulgadas) de longitud.

 

Distribución y hábitat

 

El águila filipina es endémica de las Filipinas y se puede encontrar en cuatro islas principales: el este de Luzón, Samar, Leyte y Mindanao. El mayor número de águilas residen en Mindanao, con entre 82 y 233 parejas reproductoras. Sólo seis parejas se encuentran en Samar, dos en Leyte, y unos pocos en Luzón. Se pueden encontrar en el Parque Nacional del Norte de la Sierra Madre en Luzón y el monte Apo, el Monte Kitanglad y en Parques Nacionales en Mindanao.

Esta águila se encuentra en los bosques de dipterocarpáceas, particularmente en las zonas escarpadas. Su altitud varía desde las tierras bajas a las montañas de más de 1.800 metros (5.900 pies). Sólo un estimado de 9.220 km2 (2.280.000 acres) de bosque primario se mantiene en el rango de estas aves. Sin embargo, su rango total estimado es de unos 146.000 km2 (56.000 millas cuadradas).

 

Alimentación

 

El águila filipina fue inicialmente conocida como ¨águila filipina come monos ¨ porque se creía que se alimentaba de monos (el único mono nativo de las Filipinas es el macaco de cola larga de Filipinas) casi exclusivamente; esto ha demostrado ser inexacto. Puede ser debido a que el primer espécimen examinado fue encontrado con piezas no digeridas de un mono en su estómago. Como la mayoría de los depredadores, el águila filipina es un oportunista, que se basa en el nivel local de abundancia y facilidad de su presa. Es el depredador ápice en su gama.

Sus presas varían en tamaño, desde un pequeño murciélago que pesa 10 g (0,35 oz) a un ciervo de Filipinas, que pesa 14 kg (31 libras). La principal presa varía de una isla a otra, en función de la disponibilidad de las especies, particularmente en Luzón y Mindanao, ya que las islas se encuentran en diferentes regiones faunísticas. Por ejemplo, el lémur de filipinas, la presa preferida en Mindanao, están ausentes en Luzón. La ​​principal presa de las águilas en Luzón son monos, aves, zorros voladores, ratas de nubes gigantes (Phloeomys pallidus) que puede llegar a pesar el doble que los lémures voladores, de 2 a 2.5 kg (4.4 a 5.5 libras), y reptiles como grandes serpientes y lagartos.

Las águilas Filipinas se valen principalmente dos técnicas de caza. En una de ellas observa la actividad presa mientras permanece sentada casi inmóvil en una rama cerca de la copa, hasta que ataca directamente. La otra implica deslizarse periódicamente de una percha a otra, en la que se abren camino poco a poco hacia abajo desde el dosel de las ramas hacia abajo y, si no tiene éxito en la caza inicial, volará de nuevo hasta la copa de los árboles.

 

Reproducción

 

El ciclo de reproducción completa del águila filipina tiene una duración de dos años. La hembra madura sexualmente a los cinco años de edad y el varón a los siete. Como la mayoría de las águilas, el águila filipina es monógama. Una vez emparejada, el par se mantiene junto por el resto de sus vidas. Si uno muere, el águila restante, a menudo, busca un nuevo compañero para reemplazar el que perdió. El comienzo del noviazgo es señalado por la construcción del nido.

Las exhibiciones aéreas también juegan un papel importante en el cortejo. Estas exhibiciones incluyen el vuelo emparejado sobre un territorio de nidación, donde el macho persigue a la hembra en una inmersión en diagonal, y la presentación mutua de las garras, donde el macho presenta sus garras en la espalda de la hembra y ella se da vuelta en el aire para presentar sus propias garras.

La voluntad de un águila para reproducirse se muestra al llevar los materiales de los nidos. La cópula sigue y se repite tanto en el nido y como en las perchas cercanas. El primer cortejo se realiza en julio.

La temporada de cría es en julio; las aves en diferentes islas, sobre todo en Mindanao y Luzón, comienzan la cría en diferentes extremos de este rango. La cantidad de lluvia y la población de presas también pueden afectar a la época de reproducción. Los nidos están llenas de hojas verdes, y pueden ser de alrededor de 1,5 m (4,9 pies) de ancho. Su ubicación es de alrededor de 30 m (98 pies) o más por encima del suelo. Al igual que en muchas otras rapaces grandes, el nido del águila se asemeja a una enorme plataforma de palos. El águila, frecuentemente, reutiliza el mismo sitio de nidación para varios polluelos diferentes. De ocho a 10 días antes de que el huevo esté listo para ser puesto, la hembra padece un trastorno conocido como letargo de huevo. En esta experiencia, la hembra no come, toma agua en abundancia, y tiene sus alas caídas. La ​​hembra generalmente pone su huevo en la tarde o al anochecer, aunque de vez en cuando, han sido reportados dos. Si un huevo no eclosiona o el polluelo muere temprano, los padres probablemente pondrán otro huevo al año siguiente. La cópula puede durar unos pocos días después de que el huevo es puesto, para colocar otro huevo si el primero falla. El huevo es incubado durante 58 a 68 días (normalmente 62 días), ambos sexos participan en la incubación, pero la hembra que hace la mayoría de la incubación durante el día y toda la noche.

Ambos sexos ayudan a alimentar el aguilucho recién nacido. Además, los padres se han observado turnándose para proteger al aguilucho del sol y la lluvia, hasta que tiene siete semanas de edad.

Ambos padres cuidan el aguilucho por un total de 20 meses, y, a menos que el intento de nidificación anterior haya fracasado, las águilas pueden reproducirse sólo en años alternos.

 

Conservación

 

En 2010, la UICN y BirdLife colocaron a esta especie en la lista de peligro crítico. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza estima que entre 180 y 500 águilas filipinas sobreviven en las Filipinas. Se ven amenazados principalmente por la deforestación, a través de la tala y la expansión de la agricultura. Los bosques se están perdiendo a un ritmo elevado, y la mayor parte de los bosques de las tierras bajas son propiedad de las compañías madereras. La ​​minería, la contaminación, la exposición a los pesticidas afectan a la cría, y la caza furtiva es también una importante amenaza. Además, son capturadas ocasionalmente en las trampas colocadas por la gente local para los ciervos. Aunque esto ya no es un problema importante, los números del águila también se reducen al ser capturadas por los zoológicos.

La disminución de los números del águila filipina tuvo atención internacional por primera vez en 1965 por el ornitólogo Filipino Dioscoro S. Rabor, y el director de Parques y Fauna Silvestre, Jesús A. Álvarez. En 1969, se inició el programa de conservación del águila come monos para ayudar a preservar esta especie. En 1992, las primeras águilas filipinas nacieron en cautividad, a través de la inseminación artificial; sin embargo, no es hasta 1999 que el primer aguilucho fue criado naturalmente. Matar esta especie en peligro de extinción es castigado por la ley de Filipinas con hasta 12 años de cárcel y fuertes multas.

Relación con el hombre

 

El águila filipina se declaró oficialmente el ave nacional de Filipinas el 4 de julio de 1995. Esta águila, debido a su tamaño y rareza, es también un pájaro muy deseado por los observadores de aves.

El águila de Filipinas también ha aparecido en al menos 12 sellos de las Filipinas, con fechas que van desde 1967 hasta 2014. También fue representada en las monedas de 50 centavos acuñadas desde 1981 hasta 1994.