Agapornis

El agaporni, también conocido como inseparable o pájaro del amor, es una especie de ave de la familia de los loros nativa de África, concretamente del suroeste. Su nombre, inseparables o lovebirds, lo reciben por los fuertes vínculos que establecen con su pareja, con la cual pasan casi todo el tiempo. Su nombre científico es Agapornis.

 

 

Características

Los agapornis o inseparables son de tamaño pequeño (miden entre 13 y 16 cm de largo) y tienen el plumaje de colores vivos. Lo más habitual es que tengan el cuerpo de color verde con la zona de la cabeza de tonalidades rojas y amarillas y el pico blanco o rojo. También podemos encontrarlos con el cuerpo amarillo y con el pico de color rojizo o anaranjado.

El pico de los agapornis es fuerte y curvado. Sus patas son muy versátiles pues no solo les sirven para caminar sino que también las pueden usar para coger objetos.

Estos animales son sociables y les gusta viajar en grupo. También pueden ser sociables y dóciles con los humanos si se les trata bien.  Son de carácter tranquilo pero, especialmente las hembras, pueden mostrarse agresivas y territoriales en época de reproducción o con la llegada de nuevos ejemplares.

Los agapornis son conocidos por volverse inseparables cuando el macho y la hembra se conocen, pues les gusta tener un compañero de por vida. Este comportamiento puede empezar des de que son pequeños, sobre los 6 meses. Una vez en pareja, permanecerán juntos casi todo el tiempo, durmiendo y jugando juntos. También podemos verlos acicalándose el uno al otro e incluso mostrándose atenciones continuamente.

Estas aves son diurnas y se pasan el día comiendo y tomando baños. Son, además, pájaros que pían de forma intensa y constante. Su alimentación es herbívora y se basa en semillas y pipas, complementada con vegetales frescos.

Comportamiento

Los agapornis son aves dependientes y sociables y les encanta convivir con ejemplares de su misma especie, además de otros animales y personas. Se encariñan fácilmente si reciben buenos cuidados y atención. Estas aves son simpáticas y curiosas. Les gusta mucho volar y ejercitarse, algo que deberemos tener en cuenta si queremos tener un agapornis.

Los agapornis pueden aprender a repetir sonidos y palabras si las oyen con frecuencia.

Cuando los agapornis se sienten contentos, lo sabremos porque emiten sonidos alegres, se mueven con energía, juegan e incluso tienen voluntad de compartir su comida.

Si observamos que nuestro agapornis se estira y ahueca las alas es señal de que está tranquilo y relajado.

Por el contrario, si observamos que nuestro agapornis tiene un comportamiento apático, sin apenas moverse, significará que se siente triste.

Para saber si el agapornis está enfadado deberemos observar si grita, mueve las alas con energía e intenta picotearnos.

 

Alimentación

Es habitual pensar que los agapornis, al ser aves pequeñas, se alimentan sólo de semillas, pero eso es un error que puede conllevar a que no estén sanos y no tengan una buena calidad de vida. La dieta de un agapornis se divide en dos partes: la ración seca y la ración húmeda.

Alimento Seco

La parte seca debe suponer un 12% o 14% del peso de nuestro agapornis. Por ejemplo, si nuestro agapornis pesa 50 gramos entonces deberemos darle 7 gramos de ración seca al día.

Dos o tres veces a la semana sustituiremos la mezcla de semillas por germinados de semillas.

Alimento Húmedo

La parte húmeda debe suponer un 8% del peso de nuestro agapornis. Si en el ejemplo nuestro agapornis pesaba 50 gramos, entonces deberemos darle 4 gramos de ración húmeda al día.

El alimento húmedo consiste en frutas y verduras. Podemos hacerles una pequeña macedonia de frutas y verduras diariamente.

 

 

Frutas

  • Manzana
  • Pera
  • Fresas
  • Frutos rojos
  • Mandarina
  • Melocotón
  • Naranja
  • Plátano (muy de vez en cuando)
  • Uva (muy de vez en cuando)

Verduras

  • Brócoli
  • Zanahoria
  • Lechuga
  • Pimiento
  • Maíz
  • Espinacas

Alimentos tóxicos para agapornis

  • Patata
  • Berenjena
  • Aguacate

Plantas tóxicas para agapornis

  • Ciruelo (hojas, hueso y piel)
  • Albaricoque (hojas, hueso y piel)
  • Melocotón (hojas, hueso y piel)
  • Cerezo (hojas, hueso y piel)
  • Tulipán
  • Flor de pascua
  • Helecho común
  • Poto
  • Jazmín amarillo
  • Hiedra
  • Melón amargo
  • Tomate
  • Altramuz
  • Regaliz (ramas y hojas)
  • Mimosa
  • Arce
  • Laurel
  • Castaño falso
  • Ficus
  • Acebo
  • Enebro
  • Adelfa
  • Roble
  • Acacia
  • Roble venenoso
  • Azuzena
  • Jacinto (bulbos)
  • Lirio (bulbo y hojas)
  • Narciso
  • Higuera del diablo
  • Salvia
  • Beleño
  • Banderita española
  • Acónito

Plantas no tóxicas para agapornis

  • Abeto
  • Abedul
  • Eucalipto
  • Haya
  • Fresno
  • Magnolio
  • Manzano (sólo son tóxicas las hojas, semillas y piel)
  • Peral (sólo son tóxicas las hojas, semillas y piel)
  • Pino
  • Chopo
  • Álamo
  • Ciruelo (sólo son tóxicas las hojas, semillas y piel)
  • Albaricoque y melocotón (sólo son tóxicas las hojas, semillas y piel)
  • Cerezo (sólo son tóxicas las hojas, semillas y piel)
  • Sauce
  • Olmo
  • Piña
  • Madroño
  • Buganvilla
  • Rosal
  • Sauco
  • Lilo
  • Planta de jade
  • Palmito
  • Palmera datilera
  • Yuca
  • Madreselva
  • Flor de la pasión
  • Parra
  • Eneldo
  • Esparraguera

Reproducción

Los agapornis tienen una reproducción ovípara y suelen poner entre 3 y 6 huevos, que ponen en días consecutivos. Los agapornis anidan en las ramas de los árboles y una vez empiezan la construcción del nido empieza el apareamiento.

Si queremos que nuestros agapornis críen lo primero que hay que saber es que deben ser de la misma especie. Muchas veces se juntan parejas que ponen huevos pero no hay pollito dentro o puede ocurrir que sus descendientes sean estériles. Es por eso que nunca se deben reproducir agapornis de diferentes razas.

A veces también ocurre que se emparejan dos hembras y una de ellas tiene el comportamiento de un macho. Si tu pareja de agapornis está poniendo 10 o 12 huevos puede que sea porque son dos hembras y las dos están poniendo huevos. La pareja deberá estar sola en una jaula para evitar peleas territoriales o por el nido, que pueden ser mortales.

La mejor época para criar agapornis es de octubre a mayo, pues en épocas de calor sufren mucho. Pondrán el primer huevo a los 10 días aproximadamente y empezarán a eclosionar a los 23-24 días. A partir de los 40-45 días los polluelos empezarán a salir del nido.


Deja un comentario